sábado, 25 de febrero de 2017

Forced To Fight (2011) Una a la antigua... o casi



Para el año 2011, Gary Daniels estaba disfrutando una pequeña resurrección. Tras años en producciones alejadas del género de acción, su aparición en The Expendables había revitalizado su carrera, y le había concedido papeles de villano en producciones como Hunt To Kill (de la WWE con el grandote Steve Austin), Game of Death (con Wesley Snipes y Zoe Bell) y la tailandesa The Lazarus Papers.

Fue el estudio canadiense Capital Arts Entertainment el que le volvió a ofrecerle un protagónico que llamara su atención. Con las secuelas de Timecop y Turbulencia como grandes hitos de su filmografía, la productora ofrecía filmar en Rumania como si fuera EEUU. Nada fuera de lo ordinario, salvo por que después de una década (desde que encarnó al capitán Anthony Strong, un James Bond baratieri craneado en otro estudio canadiense), volvía a tener un papel principal.

La película narra la historia de un ex peleador de luchas ilegales que es forzado a volver al ring para saldar la deuda de su hermano menor. No es una trama original, y no vamos a ver a Gary Daniels luchando como nunca. Pero estamos ante su mejor actuación. No repartiendo, sino justamente actuando.

Como compañía del rubio, del hermano hace Arkie Reece, un actor bastante ignoto que como papel destacable tiene un secundario muy secundario en Dracula: Untold. La rubia Alexandra Weaver hace de su esposa, a quien se le puede destacar un bolo en Holby City (la versión UK de ER Emergencias) y su venidera aparición como la Dama del Lago en King Arthur: Excalibur Rising, la cual NO es la de Guy Ritchie, sino uno de las producciones paralelas que se filmaron (o se van a filmar de acá al estreno de la producción hollywoodense). Por ahí también aparece en un secundario Philip Granger, un actor con más recorrido que los anteriores, mayormente en TV, y que ya había coincidido con Daniels en White Tiger.

La perla de la película, más allá de la gran actuación de Gary, es el papel de villano de Peter Weller. Lejos de dormir en pantalla para justificar su cheque, Weller encarna al organizador del circuito ilegal de manera cínica y cayendo poco agradable. Una gran performance para complementar la del protagonista.

Forced To Fight no tiene estreno en nuestro país en ningún tipo de formato o plataforma. Por España tampoco ha pasado.

sábado, 3 de diciembre de 2016

NEMESIS 4


Corrían mediados de los 90 y Albert Pyun era uno de los directores más prolíficos del mercado de video. Tras la filmación de Adrenalina, el corte original no complació mucho a los ejecutivos de Miramax y lo obligaron a filmar nuevas escenas en Eslovaquia. Como había ocurrido durante la filmación de Cyborg ante la molestia por perder control sobre el corte final, aprovechó que tenía equipos a disposición para filmar una segunda película. Tal vez envalentonado por como había resultado Omega Doom, Pyun escribió en poco tiempo un guión para una de las secuelas de su película de androides más lograda: Nemesis.

Tras dos secuelas que mostraban las desventuras de una nueva heroína en el desierto, en desmedro de la aventura cyberpunk que fue la película original, Pyun apuntó a volver a las fuentes. Claro que no tenía presupuesto para contratar a Olivier Gruner ni para hacerlo hacer lo que hizo en la primera. Así que se contactó con Sue Price, la protagonista de las secuelas, para que viajara por una semana al país eslavo para filmar la cuarta parte. No eran días ni de Internet ni de redes sociales así que menuda sorpresa se llevó Pyun cuando volvió a ver a Price, quien ahora portaba un físico mucho más tonificado y masculino. Aunque no fue impedimento para que pudiera realizarse la filmación.

Nemesis 4 lleva la historia a las postrimerias de la guerra con los cyborgs. La grandota Alex, que ahora se apellida Sinclair, es ahora una asesina a sueldo que trabaja para un grupo de cyborgs, despachando mafiosos y usando su cuerpo para tal fin. Un trabajo sale mal, y Alex se encuentra perseguida por todo un contingente de asesinos. Y por la Muerte misma. Toda esta trama extraña se conjuga con los interesantes y muy bien filmados escenarios desiertos de un pueblo eslovaco, y la alta predisposición de Sue Price para estar desnuda gran parte de la película, con varias escenas "jugadas".

A la físicoculturista se la nota mucho más suelta en pantalla, y aquí está acompañada por Nicholas Guest, Norbert Weisser y Andrew Divoff (los 3 de prestado durante las refilmaciones de Adrenalina). Los tres cumplen en lo poco que hacen aunque a los primeros dos les tocan escenas que rozan lo bizarro.

El resultado es algo extraño, estéticamente más cercano a lo que podría haber sido una secuela barata de la Nemesis original, con algo de la incongruencia de la tercera pero muy lejos de lo entretenida que resultaron las primeras 2. Es un experimento interesante para ver y una vez concluído, tratar de hilar fino para buscarle puntos en común a toda la saga.


La contraseña: CLAB

sábado, 17 de septiembre de 2016

VOLVI (y no en forma de fichas...)


Desde la caída de Megaupload, este blog quedó reducido a meras reseñas de películas con enlaces muertos. Más allá de intentar retomar y arrancar de cero otra vez, entre la inconstancia propia de quien escribe y la pequeña gran tarea de rearmar los archivos de casi 60 películas para subir, quedó lánguido hasta que tuviera las energías para asumir tamaña tarea.

Y un día pasó....

Desde principios de septiembre, con algunas torpezas, prácticamente todos los enlaces caídos han sido reemplazados. Hubo casos que no sabía estaban editados y lanzados en DVD (por poner un ejemplo, Gativideo promocionó como próximo lanzamiento Street Fighter Extreme Edition, pero bajó la persiana sin llegar a lanzarla) por lo que no fueron resubidos (The Hunted, Book of Swords, Cyborg 2 y alguna más que que estoy olvidando). En el caso de la Knights de Albert Pyun, pues el disco donde guardaba la película se ha estropeado y la versión que tengo en disco no cuadra con el subtitulado con lo que será resubida cuando resincronice "las letritas". Y con Barbarian Queen me ha pasado algo muy tonto: borré por accidente el posteo.

Para esto, y gracias a una sugerencia que me dejaron en comentario, recurrí al MKV. Formato que permite guardar cierta calidad y achicar tamaños. También permite incluir el subtítulo dentro del archivo. Claro que no todos los programas reproductores lo leen bien. Sugiero recurrir al Windows Media Player o al VLC (que reproduce hasta una feta de salame en formato digital...). Claro que el MKV fue prueba y error. En los primeros casos, la codificación del subtítulo puede no haber salido bien, y puede hallarse un faltante de letras acentuadas. Llegado el caso, se subirá el subtítulo a Subdivx a medida que vayan surgiendo estos inconvenientes.

¿Cómo sigue esto a partir de ahora? No hay planes concretos. Tal vez como siempre, tal vez con alguna que otra cosa nueva. Pero de algún modo se va a seguir.



domingo, 21 de agosto de 2016